viernes, 29 de diciembre de 2017

Dos Monstruos

Foto 1





Foto 2

Imágenes integradas 1








Foto 3





Foto 4







Foto 5

LIOPLEURODÓN  ARGENTINO

Su nombre significa  "diente de lado suave" , dado que cuando fue ubicado, todavía conservaba el esmalte en su dentadura. 
Se trata de un "Pliosaurio", un colosal "saurio marino" que existió desde hace 160 a 155 millones de años atrás, durante el Jurásico Medio y Superior. 

Sus características anatómicas principales son : cráneo enorme, boca gigante, llena de dientes afilados como navajas que le permitían rebanar a sus víctimas; cuello musculoso, cuerpo robusto, con cuatro grandes "paletas" que lo impulsaban por el agua.

Poseía costillas gastrales a lo largo de su vientre, que le permitían "arrastrarse" por la costa arenosa, para fagocitar las crías de los nidos de tortugas y de otros reptiles marítimos, que salían a desovar en tierra firme.

El hallazgo fue realizado por la paleontóloga argentina Zulma Gasparini en el Cerro "Los Catutos",( en las formaciones  Vaca Muerta y Mulichinco ).- 

El mayor ejemplar mide 14 metros y el menor 12 metros de longitud corporal.



ARGENTINOSAURUS:  Su nombre significa "Reptil de Argentina" y sus restos fosilizados se encontraron en Plaza Huincul.  

Se trata de un "Saurisquio sauropodomorfo" herbívoro de cuello y cola largos, un titanosáurido del Cretácico superior, que vivió hace 95 millones de años. 


Midió 40 metros de largo, 10 metros de alto y su peso ha sido calculado en unas 100 toneladas.  Este reptil vegetariano y cuadrúpedo, fue sin lugar a dudas, uno de los mayores dinosaurios del mundo. 

Su enorme mole corporal, indudablemente lo ponía a salvo de cualquier depredador; en su edad adulta no tenía rivales que temer. 




GIGANOTOSAURUS  CAROLINI  : Su nombre significa  "Reptil gigante del viento del Sur" y deriva de su descomunal tamaño, pues era más grande aún que el Tiranosaurio Rey.  

El señor Rubén Carolini halló sus restos fosilizados en una laguna, en 1993.

Se trata de un reptil carnívoro bípedo, un Terópodo Tiranosauriano del Cretácico Medio,  (100 a 105 millones de años atrás).



Medía más de 15 metros de largo, 4,60 metros de altura a la cadera, y erguido alcanzaba  los 8 metros de altura.  Su peso superaba las 10 toneladas.

ELEFANTES PREHISTÓRICOS

Artículo en preparación: Disculpe las molestias

ELEFANTES  PREHISTÓRICOS :

Hace 35 millones de años, ya se había diseñado el plan básico del cuerpo del paquidermo: piernas gruesas, tronco largo, gran tamaño y colmillos. 

Uno de los más impresionantes fue el  Deinotherium "mamífero terrible".Este proboscídeo, que superaba los 12 metros de largo, es uno de los mamíferos más grandes que ha vagado por nuestro planeta.

De hecho, el Dinoterio  pudo haber inspirado los cuentos de "gigantes" en tiempos históricos, ya que sobrevivió hasta bien entrada la "Edad de Hielo".


El Gonfoterio "mamífero atornillado", presentaba colmillos inferiores en forma de pala, las utilizaba para cavar las plantas en suelo blando y pantanoso.

Estuvo ampliamente difundido por las tierras bajas de África, Eurasia y Norteamérica, desde hace 15 millones de años, hasta hace 5 millones de años. 

Los Gonfoterios se extinguieron, cuando debido a los cambios climáticos derivados de fenómenos cósmicos, los lechos de lagos y cauces de ríos,donde dragaban sus alimentos, se secaron. 



Los GONFOTÉRIDOS  fueron los grandes mamíferos terrestres dominantes durante el período Mioceno. En cualquier región había  muchas especies distintas al mismo tiempo. 

Habían pasado desde África del Sur  a Europa y al subcontinente  indio hace 25 millones de años, al principio del Mioceno. 
Hace 15 millones de años,llegaron a Norteamérica. 

Con más de 3 metros de altura,  estuvieron ampliamente difundidos desde comienzos del Mioceno al principio del Plioceno. 

Han recibido en función de sus variedades, nombres tales como Trilophodon y Tetralophodon.

La mandíbula inferior,con sus colmillos paralelos, era muy larga. Es posible que se utilizara  combinada con una lengua igual de larga.

Algunos comían hojas de arbustos, pero había otros que vivían en las ciénagas, alimentándose de plantas acuáticas tiernas.


El  AMEBELODÓN existió en la América del Norte a fines del Mioceno. Sus curiosos colmillos tenían la forma de " paletas anchas ".
Hace 10 millones de años, los bosques se convirtieron en vastas praderas, atravesadas por muchos ríos sinuosos, donde abundaban exuberantes plantas acuáticas. 

En este ambiente ideal, se desarrolló el Amebelodón.
Los colmillos aplanados en la alargada mandíbula inferior, situados uno junto al otro,formaban una especie de pala, que se proyectaba más de un metro y que tenía un borde cortante como el de un hacha. 

Se supone que sujetaría  las plantas acuáticas, entre la trompa aplanada y los colmillos. Así las arrancaría del fondo del río y después las empujaría con la trompa a lo largo de la pala, hasta introducirlas en la boca. 

Tan excesiva especialización los hizo vulnerables a los cambios ambientales y climáticos. 



DEINOTHERIUM :


Este elefante descomunal, era un verdadero coloso entre colosos.

Con sus  5  metros de altura y casi  14  toneladas de peso, el famoso Dinoterio fue por sus dimensiones, el 2do. mamífero terrestre que deambuló por los continentes. 

Un nuevo  MAMMUTHS, descubierto en China, el Sungari,le disputa este sitial de privilegio. 

Si fuese cierto que éste, llegó efectivamente a pesar 17 toneladas, se colocaría inmediatamente  después del Indricotherium.

El Dinoterio tenía sus colmillos en la parte baja de la mandíbula inferior, y ninguno en la superior. Estos colmillos se doblaban hacia abajo, casi en ángulo recto y eran curvos. 

Posiblemente, los usaba para arrancar la corteza de los árboles y desenterrar raíces y tubérculos de los que se alimentaba. 

Desaparecieron  hace 2 millones de años, debido a cambios climatológicos  ocasionados por fenómenos celestes.

Pequeñas variaciones en la órbita terrestre, cambios en la actividad solar ( sobre todo variaciones en las manchas solares ) y radiaciones cósmicas de una estrella supernova cercana al Sistema Solar, pueden haber provocado cambios de tal magnitud,  que derivaron en la extinción de estos magníficos ejemplares de la Era Neozoica, Terciaria o Cenozoica.  


Galería de imágenes


Resultado de imagen para el mastodonte


Resultado de imagen para el mastodonte


Resultado de imagen para el mastodonte


Resultado de imagen para el mastodonte


lunes, 25 de diciembre de 2017

Monstruos antediluvianos (parte B): Una recorrida a través de dibujos y maquetas, en relación a aquellos peculiares gigantes que en tiempos pretéritos habitaron en nuestro planeta azul

Artículo en preparación (disculpe las molestias)

Mensaje al visitante


Introducción

Contando como ya es habilual, con la invaluable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira, el autor de estas líneas, profesor Carlos Alberto Brunetto García, invita a los amables cibernautas a disfrutar de un pantallazo panorámico (en imágenes) del mundo del pasado.

Para ello, ilustramos el posible aspecto de las bestias que, en pretéritos tiempos, existieron en el planeta azul que hoy día habitamos.

Acompañamos estas imágenes, con una descripción sintética, que permita al lector ubicarse en el biocrón correspondiente, destacando asimismo las características más sobresalientes de las criaturas representadas.

Esperando que este artículo constituya un material de interés y utilidad para todos, invitamos sin más palabras a los visitantes, a introducir su atención, en el maravilloso mundo de los organismos reconstruidos a partir del estudio de los fósiles.

Galería de imágenes


1 --


2 --


3 --


4 --


5 --


6 --

domingo, 24 de diciembre de 2017

Monstruos antediluvianos (parte A): Una recorrida a través de dibujos y maquetas, por aquellos peculiares gigantes que en tiempos pretéritos habitaron en nuestro planeta azul

Artículo en preparación (disculpe las molestias)

Mensaje al visitante


Introducción

Contando como ya es habilual, con la invaluable colaboración de los ingenieros Juan Carlos Anselmi Elissalde y Aulo Fernando García Texeira, el autor de estas líneas, profesor Carlos Alberto Brunetto García, invita a los amables cibernautas a disfrutar de un pantallazo panorámico (en imágenes) del mundo del pasado.

Para ello, ilustramos el posible aspecto de las bestias que, en pretéritos tiempos, existieron en el planeta azul que hoy día habitamos.

Acompañamos estas imágenes, con una descripción sintética, que permita al lector ubicarse en el biocrón correspondiente, destacando asimismo las características más sobresalientes de las criaturas representadas.

Esperando que este artículo constituya un material de interés y utilidad para todos, invitamos sin más palabras a los visitantes, a introducir su atención, en el maravilloso mundo de los organismos reconstruidos a partir del estudio de los fósiles.

Galería de imágenes


1 -

 2 -
3 -


4 -



5 -

6 -

























MONSTRUO DE ÉPOCAS REMOTAS.   Era el Parasaurolophus un gigantesco monstruo de los tiempos prehistóricos. Se caracterizaba por tener una prominente cresta que,alzándose como una continuación de su frente, se extendía por su cuello, por la parte posterior y continuaba,aunque notablemente disminuida, a lo largo de su lomo.
Su cabeza recuerda la de los canguros, por su morro afilado y sus redondos ojos.
Incluso cuando se alzaba sobre sus patas traseras, adquiría una notable semejanza con esos marsupiales. Su cola era larga, tanto como el mismo cuerpo del animal, y sumamente gruesa en su raíz; en realidad, venía a ser una continuación de su cuerpo, ya que es muy difícil señalar con precisión dónde comenzaba exactamente.

Este Ceratosauro, cuyos restos fueron encontrados en Alemania, presentaba además del pequeño cuerno nasal y el cuerpo acorazado, una vistosa cresta sobre el lomo, cuyos pinchos medían 45 centímetros cada uno. Utilizaba sus filosos garfios para atrapar a sus presas, ya que era un feroz carnívoro.

Gracias a la abundancia de alimentos y al clima propicio, los herbívoros alcanzaron dimensiones notables.
El "Baluchiterio" así llamado por hallarse sus restos en el Beluchistán, a principios del siglo XX, medía más de 5 metros de altura. Sus patas parecían verdaderas columnas. 




Mosasáuridos




Saurios del mar: (1) Cronosaurio de formidables mandíbulas y grueso cuello ; (2) Elasmosaurio de 17 metros, provisto de larguísimo cuello ; (3) Plesiosaurio de 5 metros ; (4) Ictiosaurio con aspecto de delfín, y cola bifurcada.

Saurios del mar: Al centro-derecha de la figura, aparecen, (5) Mosasaurio de 17 metros ; (6) Brachauquenio de 12 metros ; (7) La gigantesca tortuga Arquelón. Por el aire, vuelan los grandes Pteranodones.

En la figura se observan: (1) Serpiente marina ; (2) Diplodocus de largo cuello y poderosa cola, de 27 metros de longitud (su peso variaba entre las 12 y las 20 toneladas) ; (3) Brontosaurio de 23 metros (este "lagarto del trueno" pesaba más de 30 toneladas). Tanto el Diplodoco como el Brontosauro (aquí representado con cresta triangular) eran herbívoros muy pacíficos. 




























CONFLICTO ENTRE COLOSOS. El Estegosauro era, dentro de los monstruos prehistóricos, de mediano tamaño, pues medía unos 6 metros de largo. Poseía una serie de grandes placas óseas a lo largo del lomo y ofrecía la particularidad de que la masa nerviosa alojada en la cavidad de las vértebras sacras, tenía un volumen diez veces mayor que el encéfalo. 
El Ceratosauro alcanzaba unos 6 metros de longitud, superaba los 3 metros de altura y era un terrible carnicero.
Presentaba un cuerno en su nariz,que posiblemente utilizaba en la lucha con otros machos,cuando se disputaban la compañía de una hembra.
Abundaba en Norteamérica en el período Jurásico.Algunos ejemplares encontrados en Alemania, ostentaban además del lomo acorazado,una gran cresta, muy vistosa, que superaba los 45 centímetros.
Empleaba los filosos garfios de  sus patas delanteras para atrapar a sus víctimas,alzándose sobre las poderosas traseras, debiendo presentar en tal postura, un aspecto impresionante.
Cuando estos colosos se enfrentaban en feroz batalla, la escena que brindaban, a buen seguro que sobrecogería de espanto.

Escena del Cretácico: Dos Estiracosaurios defendiéndose del ataque de un Tiranosaurio.

Escena del Cretácico: Una familia de Triceraptos protegiéndose de un Tiranosauro.





Escena cretácica: Grupo de Triceratopos (dinosaurios astados herbivoros) en marcha.

















Al contrario de lo que se creía, los Ictiosaurios practicaban una intensa vida familiar. Grabado del siglo XIX, representando un Ictiosaurio acompañado por dos Plesiosaurios de flexible cuello, reposando en una playa jurásica.

Escena de comienzos del Cretáceo: Mosasauro de ondulante cuerpo y lomo adornado con una hermosa cresta, acompañado por dos Ictiosauros (reptiles peces).














































































































Los pequeños animales de sangre caliente: al desaparecer los grandes reptiles, en los bosques proliferaban unos nuevos seres pequeños y activos,mucho más inteligentes que los dinosaurios.

La temperatura de su cuerpo era constante, lo que les permitía afrontar las variaciones del clima. 
Las crías nacían vivas y eran amamantadas y cuidadas por un cierto lapso.
Poco se sabe de los mamíferos primitivos.Sin embargo, gracias a los hallazgos fósiles, se ha podido reconstruir el aspecto del  " prodiacodon ", suerte de erizo; del " teniolabis ",mamífero herbívoro y del "planeteterio", similar a una ardilla voladora.

El "Brontoterio" era un rinoceronte prehistórico, que vivió hace la friolera de 50 millones de años. Medía más de 4 metros de largo. 
Luego de alcanzar un tamaño espectacular, quizá oprimido por su propio peso, este inmenso mamífero se debilitó y extinguió.
En América del Sur, durante la era Terciaria, se completó el levantamiento de los depósitos calcáreos marinos, que empujados contra las cadenas andinas, dieron origen  a la zona pre-andina. 


ICTIOSAURO  (Ictiosaurus) : Animal vertebrado, parecido en su aspecto a un pez o a un delfín. 
 Los ictiosauros fueron reptiles carnívoros (como lo delatan sus largas mandíbulas con numerosos y afilados dientes) que se mantenían devorando peces en los mares y océanos.

 Los más desarrollados alcanzaban los 13 metros de longitud. 
Sus características anatómicas, revelan que primeramente fueron animales de vida terrestre, aunque más tarde se modificaron sucesivamente, para adaptarse a la vida oceánica.